Press "Enter" to skip to content

Carles Puigdemont entra en ruina económica y lo tiene difícil para mantener su casa en Waterloo.

Carles Puigdemont no tiene ya efectivo, tras negarle el sueldo de eurodiputado y no aceptar su acta, ha entrado en la mayor crisis. La mansión de Waterloo incluyendo gastos de comidas, teatros y fiestas, asciende a 40.000 euros mensuales, algo que los empresarios independentistas han dejado de aportar, porque la pela es la pela.

Los empresarios ya no aportan económicamente y andan descontentos con el ex president, los empresarios que alguna vez apoyaron la causa de la independencia están volviendo a la realidad de que ninguna independencia va a producirse y dan a Puigdemont por amortizado.

Apuros económicos para Puigdemont.

El fugado Puigdemont esta pasando por momentos difíciles, cenando dentro de su residencia de Waterloo o en invitaciones de los belgas. Su mujer cobra mas de 5.000 euros y con eso tampoco les da, pues nada mas el alquiler de la casa cuesta los 5.000 euros que cobra su mujer al mes.